Abraza el Slow Fashion

Cambia de ciudad, cambia de coche, cambia de país, cambia de vacaciones, cambia de garito, cambia de novio o novia, cambia de ropa pero… !SIN CONTAMINAR! Abraza el Slow Fashion. Abraza la moda sostenible.

La vorágine del mundo moderno nos impulsa a ello continuamente. !Y no es malo!
Pero a veces se generan daños que podemos evitar siendo responsables y consumiendo inteligentemente. Hay mucho poder en nuestras decisiones de compra.

Por ejemplo, la industria de la moda es la segunda más contaminante de todas y cada año se venden 80.000 millones de prendas al año, siendo responsable del 20% de los tóxicos que se vierten al mar. El consumo de prendas de usar y tirar contamina nuestras playas, llena de plásticos el océano y mata animales. Evidentemente, no vamos a dejar de vestirnos, pero hay otras formas de ayudar a nuestra querido planeta y a los seres que viven en él.

Cada vez más personas piensan en su entorno y en cómo mejorarlo. En ese tenor va cogiendo fuerzas el movimiento “slow fashion” y la moda sostenible. No promueve prendas feas o ir desnudos por la calle, como posiblemente os estáis imaginando, sino vestir de forma diferente y sostenible. Este movimiento propugna considerar aspectos éticos y medioambientales a la hora de vestir, entre ellos, apostar por prendas más duraderas, más próximas o que se alquilen, todo para reducir la huella ecológica y las desigualdades.

Sus mandamientos principales son:

  • Renegar de la moda fabricada en cantidades industriales
  • Apoyar a productos artesanales producidos por pequeñas empresas, así como el fomento del comercio justo y de las prendas producidas localmente
  • Fomentar nuevos usos de las prendas, como el alquiler, la compra de segunda mano y la donación
  • Vestir ropa hecha con materiales sostenibles, y de una forma ética, sin explotación laboral
  • Elegir prendas que duren más tiempo
  • Disminuir el consumo de ropa, comprando de forma no compulsivo y solo prendas de máxima calidad

Si estás comprometida con la moda y el medio ambiente, puedes hacer muchas cosas simplemente consumiendo de forma responsable e inteligente. Por eso nos gusta el movimiento Slow Fashion y de moda sostenible. Si tu también lo amas ¡Abraza la revolución del Slow Fashion!

 

Nosotras en Ecodicta apostamos por alquilar ropa, que permite que vistas todos los meses con prendas nuevas para ti, diferentes y con un toque especial, mientras cuidas el medio ambiente y consumes de forma ética y responsable.

Ahora puedes cambiar el mundo y estar a la moda gracias a Ecodicta. Abandera el cambio y cuéntaselo a tus amigas. Transforma el mundo, transforma TÚ mundo.

¡Muy pronto lanzaremos nuestra tienda web! ¡Espéranos!

Ropa, ¿Cuánta es suficiente?

Vestir es una necesidad básica del ser humano, y sin duda, para muchos la ropa también  representa una forma de expresión, pero ¿cuánta ropa necesitamos realmente?

¿Alguna vez has abierto tu armario con la sensación de no tener nada que ponerte? Al verlo tan vacío te fuiste de compras u ordenaste el look de tu influencer favorita para ir a esa esperada noche de chicas. ¿Cierto?

No eres la única, de unos años para acá nos hemos dedicado a comprar moda rápida; prendas de baja calidad a precios accesibles para tener ropa en mayor cantidad, poder comprar con más frecuencia y sentir que nuestro armario tiene todo lo que necesitamos. Es el efecto de la llamada fast fashion,  nos ha afectado tanto, que ahora compramos cuatro veces más ropa que en los años noventas según Koopera.

Impacto de la moda en el ambiente (1)

Cada año se venden  80.000 millones de prendas en el mundo y dedicamos parte considerable de nuestro presupuesto a compra de ropa. En España, por ejemplo, según un estudio de ACOTEX, el gasto en vestido y calzado supone cerca del 12% del total de la cesta de la compra y representa un gasto medio de 451,8€ por persona al año.

La Industria de la Moda: un gigante de la contaminación

Nuestro consumo excesivo en los últimos años ha llevado a la industria textil a ser la segunda más contaminante del mundo siendo responsable del 20% de los tóxicos que se vierten en el agua.

Compramos tanta ropa  de ¨usar y tirar¨ que la media de vida de la ropa no suele superar los dos años. Según la fundación Ellen Macarthur se pierde un valor estimado de 500 mil millones de dólares cada año debido a la ropa que apenas se usa y rara vez se recicla, además cada segundo, el equivalente a un camión de basura de textiles es depositado o quemado.

Queda una largo camino por recorrer para reducir el impacto ecológico de la moda, pero podemos comenzar por plantearnos un cambio en nuestros hábitos de consumo. Abracemos nuevas formas de  consumir moda,  ya sea comprando menos y de mayor calidad, optando por marcas eco-friendly, reciclando o incluso alquilando la ropa que usamos mes a mes. Cada paso es indispensable para salvar nuestro planeta.

La próxima vez que sientas que no tienes nada que ponerte, genera tu armario virtual en Ecodicta.com y alquila el outfit más único para tu noche de chicas. O para tu cita…

Si deseas saber más, puedes leer aquí:

La industria de la moda empieza a cambiar sus patrones

Esta es de las prendas más contaminantes de su armario (y la que más se pone)

 

 

Gracias por tu paciencia. Estamos actualizando la web. ¡Pronto nos podrás encontrar en beewild.es! Descartar