Sus días se pasan entre ropa y más ropa, pensando y conjuntando las prendas para proponer los mejores looks a cada clienta. Para Marta Miguel, estilista de Ecodicta, saber que las suscriptoras se sienten guapas y cómodas con la ropa que reciben es lo más importante.

No cabe duda que los conocimientos más técnicos son muy importantes. Hay que saber elegir tonos y diseños adecuados al tono de piel y tipo de cuerpo de cada mujer, pero más que obedecer ciegamente a la colorimetría, por ejemplo, saber el estilo de vida que lleva la clienta y lo que le gusta, es lo fundamental. 

“Al final la ropa es ropa”, y lo que importa es que las mujeres se sientan guapas y cómodas con lo que llevan puesto, dice Marta Miguel.

Marta, estilista

¿Cuáles son los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de hacer las cajas?

Para mí, el factor más importante es saber que la clienta se va a sentir bien, sobre todo, que va a verse favorecida y feliz con la propuesta. Sentir que lo que le estás enviando es lo que más encaja con su personalidad, es para mí lo que más pesa.

¿Qué tan importante es el tipo de cuerpo y el tono de piel para decidir los looks? ¿O es el estilo de vida que lleva la persona lo que más determina lo que se puede poner?

Los looks dependen mucho de las necesidades o preferencias de cada mujer, hay clientas a las que les importan más aspectos físicos y otras a las que les importa más el estilo de vida. Es decir, hay chicas que tienen especial interés en resaltar o disimular partes de su cuerpo con sus looks, y por norma general te lo hacen saber. No obstante, muchas veces lo que buscan con el Fashion Sharing, es una solución que se adapte a su estilo de vida, prendas que sean cómodas, únicas y de colores que sean significativos para ellas, y en este sentido somos más flexibles con las reglas de estilismo y colorimetría, porque sabemos que prima más el ayudar a la clienta a descubrir nuevas marcas, pero sintiéndose cómoda, siendo ella misma y disfrutando de la moda a su manera.

Entonces, siempre hacemos una evaluación global de lo que busca cada clienta, y nos adaptamos a ella para encontrar su mejor look. Lo que siempre se busca es que la clienta esté bien, esté contenta y se sienta guapa. 

¿Es difícil acertar en los gustos de las suscriptoras?

Las mujeres que apuestan por el Fashion Sharing en Ecodicta, por norma general suelen ser mujeres que están abiertas a todo y eso es algo maravilloso, porque al final se visten con los básicos de su armario y arriesgan con estampados y cosas nuevas de Ecodicta. En ese sentido, es genial porque te permite jugar con un montón de posibilidades, presentar prendas novedosas, ya sea por la forma, estampado o el material de la prenda. Con este tipo de clientas no es difícil acertar, aunque, si bien es cierto que cuanto más conozcas a una clienta, más vas a dar con su estilo. Yo, las clientas que tengo, sé lo que le gusta cada una. 

Las suscriptoras que sí suelen ser un poco más difíciles son las que al principio nos dan menos información, o que no tienen claro qué tanto se quieren arriesgar a la hora de probar cosas nuevas. No obstante, trabajamos muy de cerca con ellas para entenderlas mejor y si hace falta, ayudarlas a encontrar su propio estilo.

¿Las animan a probar cosas diferentes, para que salgan un poco de su zona de confort?

Siempre me fijo en lo que a ellas les podría gustar. Cuando les comparto propuestas de prendas, personalizo mucho la selección y las invito a arriesgar; lo que hago es enviarles, de 20 looks, 15 muy seguros y luego en los otros cinco cosas más atrevidas. Lo que quiero es que ellas se sientan a gusto y se sientan cómodas, pero también darles la oportunidad de que prueben cosas nuevas. 

“Ecodicta es también para eso, para que [las mujeres] puedan probar y arriesgar. Y muchas veces, sorprendentemente, les gusta bastante y se ponen muy contentas porque las hemos animado a probar algo nuevo”

Por ejemplo, últimamente he tenido alguna clienta que no quería estampados, entonces, le he hecho unas 15 propuestas de ropa sin estampados, pero también otras cinco que incluían algún estampado más sutil. Había también una clienta que no quería tonos cálidos, le envié 17 opciones sólo con tonos fríos, pero añadí también un pantalón beige y un vestido rosa. Le puse un par de cosas que creí que le podían favorecer bastante, para que así saliera un poco de lo que ella por norma general habría elegido. Porque Ecodicta es también para eso, para que puedan probar y arriesgar. Y muchas veces, sorprendentemente, les gusta bastante y se ponen muy contentas porque las hemos animado a probar algo nuevo.

¿Qué información recomiendas a las clientas darte para acertar mejor con su estilo y su box?

En el formulario de estilo, hacemos unas 25 preguntas que nos ayudan a descubrir los colores, tipos de prendas y estilos que más gustan a las clientas. Todas las preguntas nos dan pistas por lo que yo las animo a darnos todos los detalles posibles. Pero para mí, las mejores características son los comentarios adicionales. Ahí las clientas tienen oportunidad de contarnos su día a día, lo que les gusta realmente, lo que no les gusta hacer, si salen o si no salen, si son estudiantes, trabajadoras, madres, si le dan mayor importancia a la comodidad… Todo esto nos ayuda a poder enviar una caja que sea bonita pero funcional para la persona que la recibe, al final la ropa es ropa y hemos descubierto que si enviamos algo que se adapte al estilo de vida y morfología de las clientas, van a estar contentas porque se van a sentir bien y más guapas.

Entrevista por Joana Nabais Ferreira