Desde Ecodicta os presentamos un estilo de vida que tiene como objetivo producir el menor desperdicio posible, reduciendo la cantidad de residuos que tenemos en nuestros cubos de basura, el zero waste. Esta opción de vida va más allá del reciclaje, pues lo que pretende es cambiar los numerosos hábitos que en las últimas décadas han deteriorado el planeta de forma drástica.

Los gurús del zero waste consiguen incluso la hazaña de poner en un sólo frasco de vidrio sus residuos producidos durante un año. Es impresionante e inspirador, pero esto lleva tiempo, paciencia y adaptación. Para ti que quieres iniciarte en este estilo de vida, lo que te sugerimos es que hagas tres pequeños cambios en la cocina, otros tres en el baño y otros tantos fuera de casa.

Son casi todos cambios muy simples, algunos te pueden resultar más difíciles de acomodar en tu día a día, pero al final es sólo una cuestión de hábito. Garantizamos que vale la pena el esfuerzo en favor del planeta. 

¡Empezemos! Di adiós al usar y tirar

Lo primero que hay que hacer es mirar los productos que tenemos y averiguar cuáles son de un solo uso. El siguiente paso es buscar opciones reutilizables que los suplan. Sin embargo, no te olvides que antes de hacer cualquier cambio, la mejor decisión es que utilices todo lo que ya tienes en casa. Enviar productos a la basura sólo porque son desechables o de plástico sería es un desperdicio de recursos. Por eso, te animamos a usar lo que tengas hasta el final y cuando llegue la hora de adquirir nuevamente el producto, optar por versiones más sostenibles.

Estos son nuestros diez consejos para que empieces un estilo de vida más sostenible, enfocado en el desperdicio cero:

1)  Olvida las pajitas de plástico

¿Sabías qué en España se consumen 13 millones de pajitas de plástico al día? ¿Y qué somos el país de Europa que más pajitas consume? Según Greenpeace, ese objeto que tiene unos pocos minutos de uso puede tardar hasta 500 años en descomponerse en nuestro medio ambiente, causando gravísimos daños en los ecosistemas marinos. Entre el 40%-60% de las tortugas ingieren plásticos. ¿Son estos números suficientes para que te olvides de las pajitas de plásticos de un solo uso? Si quieres continuar bebiendo tus batidos con pajita, opta por aquellas hechas con materiales reutilizables como vidrio, acero o bambú. Hay incluso unas que son comestibles, como las pajitas de Sorbos.

2) Vuelve a las servilletas de tela

Es una vuelta al pasado, a las servilletas que nuestras abuelas ponían en la mesa y es que tener hábitos más sostenibles a veces es sólo eso, mirar hacia el pasado y recuperar costumbres que poco a poco han caído en el olvido. Las servilletas de tela evitan que tiremos las de papel en cada comida. Además, viéndolo por el lado estético, las servilletas de tela harán tu mesa mucho más elegante y bonita. Fieito es una de las tiendas que tiene este tipo de artículos, todos ellos diseñados y fabricados de forma respetuosa con el medio ambiente y las personas.

3) Cambia el papel de aluminio por una opción reutilizable 

Ya no tienes porque llevar tu bocadillo envuelto en papel de aluminio. Hoy en día hay muchas opciones zero waste que son reutilizables, como es el Beecool, un envoltorio alimentario hecho con cera de abeja, resina de árbol y aceite de jojoba bio. 

4) Da la bienvenida a los cepillos de dientes de bambú

Por su composición de diferentes materiales, los cepillos de dientes de plástico son muy complicados de reciclar, lo que es un grave problema ya que estamos hablando de un objeto que todos tenemos y que debemos cambiar con alguna regularidad. Por ello, los cepillos de dientes de bambú con cerdas naturales son una opción a tener en cuenta. Por su composición, estos ya son biodegradables. Brushboo es una de las marcas que los fabrica, con la misión de inspirar a la sociedad para el cambio hacia una vida 100% orgánica. 

5) Deja los tradicionales discos desmaquillantes

Para desmaquillarse lo más habitual es utilizar discos de algodón, pero cada vez son más las personas que prefieren buscar otras alternativas que sean más amigables con el medio ambiente. Los que son lavables, como los de Freshly Cosmetics, son una de tus mejores opciones para quitar todo el maquillaje al final del día, ya que te permiten proteger el planeta, cuidar tu piel e incluso ahorrar ya que son reutilizables. 

6) Opta por el champú sólido 

Cuando se te acabe tu champú habitual, te animamos a probar un champú sólido. Sus grandes beneficios son que está libre de plásticos, dura más y posee ingredientes menos agresivos tanto para el pelo como para el agua. En Naturbrush puedes encontrarlos, y además también como otros productos de higiene más amigables con el medioambiente.

7) Lleva tu botella de agua reutilizable donde quiera que vayas

Seguro que ya tienes una botella de agua de vidrio, cerámica o acero, como las de It’s Logic. Sin embargo, no debes olvidarte nunca de llevarla donde quiera que vayas, pues esto elimina la necesidad de comprar pequeñas botellas de plástico. Para que te hagas una idea, según Greenpeace, en España cada año se producen 500 mil millones de botellas de plástico de un solo uso. ¿Te imaginas la cantidad de botellas que dejaríamos de producir si implantaremos este hábito?

8) Cambia las bolsas de plástico por bolsas de tela 

Este cambio es de los más sencillos. Basta con que lleves una bolsa de tela reutilizable, como son las de Ekomodo, siempre que vayas a hacer la compra. Para la fruta y las legumbres opta también por bolsas que sean reutilizables, evitando así utilizar las de plástico. Si quieres pasar al siguiente nivel, empieza a comprar a granel. 

9) Aboga por las mascarillas de tela

Hoy en día no tenemos otra opción, tenemos que usar mascarilla. Pero incluso en este ámbito podemos optar por opciones más sostenibles. Cambia las quirúrgicas por las de tela, que permiten más de un uso y cuyos materiales pueden ser sostenibles. Clotsy Brand las hace con tejidos reciclados, ayudando al planeta al reducir la producción de nuevos materiales. 

10) Acepta únicamente lo que vayas a utilizar 

Finalmente, el último tip que te queremos dar es que rechaces todo lo que realmente no vayas a utilizar. Folletos que te dan en la calle, tarjetas de visita, regalos promocionales de empresas (bolígrafos, camisetas, bloques…), cualquier cosa que finalmente solo vayas a acumular. Esta es una de las mejores maneras de evitar generar residuos.

Esperemos que con estos diez pasos consigas empezar un estilo de vida zero waste y que te emociones tanto que puedas hacer aún más cambios que beneficien al medioambiente. En Ecodicta ya hemos implantado muchas de estas sugerencias y seguimos intentando afianzar esta filosofía de vida en nuestro y vuestro día a día, ya que formando parte del armario circular contribuis con uno de los tips referente a la producción y el consumo.  

Escrito por Joana Nabais Ferreira