Cada vez es más sabido que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo, y cada vez somos más los que buscamos reducir la huella ecológica de nuestro armario. Si eres de lxs que comienza a transformar sus hábitos, a apoyar la moda sostenible y a evitar que su ropa termine en un vertedero, aquí te recomendamos cinco acciones que te ayudarán en esta etapa de transición. Las llamamos “el armario sostenible starter pack”:

1) Sigue a influencers que promuevan tu nuevo estilo de vida

Empezar a cambiar nuestro consumo en moda no es fácil, no estamos acostumbradxs a detenernos a pensar en el planeta antes de comprar las nuevas tendencias. Para lograr vestir de manera más sostenible y ética, tenemos que estar aprendiendo constantemente y motivandonos a formar parte de una comunidad que piensa como nosotros. En ecodicta os recomendamos empezar siguiendo cuentas de eco-influencers como eherraiz, adrisneverland, carlotabrunaally_viamalama, todas ellas son grandes fuentes de inspiración y comparten consejos muy útiles sobre el slow living. Además de influencers, te invitamos a seguir los blogs de Wear it Slow, Slow Fashion Next, Fashion Revolution o el contenido que generan las asociaciones de moda como la Asociación de Moda Sostenible de Madrid. ¡Echarles un vistazo!

2) Customiza la ropa que ya tienes

La ropa más sostenible es la que ya existe, no nos cansaremos de decirlo. Si estais locxs por ir a la última, preguntaros primero si podeis transformar algo propio en una prenda de tendencia. Os sorprendereis con las customizaciones que se pueden hacer con un poco de imaginación y sin comprar una sola prenda. Convierte tus camisas en crop tops, tiñe tus camisetas para ir a la última con la tendencia del tye die y transforma tus pantalones en rotos o desgastados desde casa. Si necesitas inspiración o que alguién más lo haga por ti, no dudes en echar un vistazo a Upcyclick, Altrapo Lab o Customizando, todas estas iniciativas trabajan para actualizar las prendas que ya existen y mantenerlas fuera de los vertederos.

3) Invierte en bolsos y calzado de calidad

Si todavía no tenéis en vuestro armario una prenda digna de usar toda la vida, os recomendamos empezar invirtiendo en bolsos duraderos, atemporales y de los que nunca te aburrirás. Hay que conocer muy bien nuestro estilo y hacer una selección muy cuidada para comprar solo lo que nos enamorará a largo plazo. Te recomendamos apostar por bolsos básicos y multifuncionales. En España puedes encontrar accesorios híbridos de alta calidad y que además están hechos con materiales reciclados, como las mochilas y bolsos de Canussa, nunca pasan de moda y los puedes llevar contigo por años. También puedes invertir en un buen calzado, como las zapatillas de Ecoalf, las cuales están hechas de redes de pesca recicladas y la calidad es indiscutible. Tanto las zapatillas como los bolsos son imprescindibles en los que vale la pena invertir ya que son cómodos y el diseño es muy top. 😉

4) Únete al Fashion Sharing

Si eres de las que prefieres un armario cápsula, te rehusas a comprar aquellas prendas que sabes que usarás pocas veces y no tienes tiempo para customizar tu ropa, en definitiva te recomendamos el fashion sharing o el intercambio de ropa. Ya no hace falta comprar sin parar para disfrutar diversos outfits a lo largo del año, con las suscripciones mensuales de ropa como las de ecodicta, puedes estrenar un outfit cada mes sin tener que comprar una sola prenda. En efecto el propósito principal de las nuevas plataformas de fashion sharing es mantener la mayor cantidad de ropa en constante rotación, para que más chicas la puedan disfrutar, y así aplazar el paso de la ropa por los vertederos, que es donde la ropa se une al resto de la basura y fomenta la emisión de gases altamente contaminantes.

5) Aprende sobre la composición de las prendas y los procesos de producción

Si ya estamos listxs para comprar responsablemente ¿quién hizo mi ropa? y ¿de qué está hecha mi ropa? son algunas de las preguntas que nos debemos hacer a la hora de comprar prendas nuevas. Antes que nada tenemos que saber si las prendas están hechas en países con condiciones laborales justas y por otro lado, saber si nuestra ropa está confeccionada con materiales biodegradables y reciclables.

El mundo de las fibras puede ser muy complejo ya que incluso los tejidos naturales requieren gran cantidad de agua, energía y tierra para su producción y el uso de pesticidas es dañino para el medio ambiente. Para primerizos en moda sostenible lo que recomendamos es comprar al menos prendas hechas 100% de un solo material, ya que así será más fácil reciclar el tejido. También recomendamos tratar de evitar las fibras sintéticas que se obtienen de los derivados del petróleo como el poliéster, el nylon o spandex, ya que pueden tardar hasta 200 años en degradarse. Recomendamos comprar prendas de algodón, lino, seda o lana, preferiblemente si son orgánicos o cuentan con alguna certificación, la más común es GOTS. Además las fibras como el rayón y la viscosa entre otras también son recomendables siempre y cuando se respeten estándares medioambientales  en los procesos de producción.

Seguir la trazabilidad de nuestras prendas es un proceso complejo  y necesitaremos mucha ayuda. Pero no os preocupeis ya existen varias iniciativas que os pueden ayudar, para comenzar podéis descargar la aplicación Good On You App  esta app califica a las marcas y ofrecen información sobre el impacto medioambiental de la moda.

Además, en ecodicta os estaremos recomendando marcas en las que vale la pena invertir o al menos probar. Queremos empezar recomendando a Lifegist, es una marca ideal para empezar a vestir prendas duraderas y sostenibles, produce básicos atemporales con tejidos certificados y su estilo es muy versátil, no dudéis en echarle un vistazo. También podéis encontrar más de nuestras marcas favoritas en nuestro blog así como en nuestro listado de marcas.

En definitiva, di no a la ropa de usar y tirar y sí a los materiales sostenibles, la calidad y por qué no, al fashion sharing. 😉